Translate

lunes, 29 de octubre de 2012

Resumen Jor. 9ª: Athletic Club - Getafe


Sigo creyendo en su filosofía, en su jugadores, y sobre todo y ante todo en su afición

Artículo publicado en el número 35 de la revista Athletic Club
(Septiembre 2012)

Jordi Rebellón (Actor)


Recuerdo que cuando era pequeño, la primera televisión que entró en casa, allá a mediados de los sesenta, era un gran televisor en blanco y negro. El primer programa que vi era un serial llamado "El Conde de Montecristo", interpretado por Pepe Martín, actor que después de varios años he llegaod a conocer, paradojas de la vida.

Después vendría el concurso "Cesta y Puntos", "Los Chiripitifláuticos", Los Payasos de la tele, etc, etc. Y también el fútbol. Nunca entendí porqué mi padre y mi abuelo iban a favor de un equipo a rayas que no era ni el Barcelona ni el Real Madrid. Hasta que tuve uso de razón. Yo nací en Barcelona, pero mi padre era de San Sebastián. Y curiosamente tampoco era de la Real, sino del Athletic. Me explicó que en Donosti había vivido poco tiempo, y de lo que él era partidario era de su filosofía, la de que todos los jugadores fueran de la tierra. En aquel momento el Athletic era el rey de las Copas de España, y como sucede hoy en día uno de los grandes. Recuerdo mis primeros cromos, aquellos que intercambiábamos con los compañeros de clase. Cuando jugaba con mis hermanos, sobre todo de pequeño, yo siempre era Uriarte y él era Arieta, jugadores de la época de los Iribar, Rojo, etc.

Recuerdo también las últimas gabarras en el Nervión, con las dos últimas Ligas seguidas con Clemente. Recuerdo cuando la Juventus nos ganó por gol average en la final de Europa. Recuerdo tantos y tantos momentos de nervios, disgutos y alegrías.

Y después de tantos años sigo siendo del Athletic, sigo creyendo en su filosofía, en sus jugadores, y sobre todo y ante todo en su afición. Jamás he visto ni creo que exista una afición tan fiel con su equipo, en los momentos malos y buenos. Siempre a su lado, siempre incondicional. Y espero conseguir algo este año que forma parte de mis asignaturas pendientes: asistir a San Mamés, este San Mamés en el que quiero, aunque sea por un rato, formar parte de su magia y su afición. Ya he conocido a personas maravillosas que formaron parte de ese gran Club, Patxi Salinas, Julio Salinas, Joseba Etxeberria, etc. Ahora solo espero que ese incomparable Club me conozca a mí.

Un abrazo a todos, y sobre todo a esa gran afición.

martes, 23 de octubre de 2012

La fuente de la Plaza de Jado

La Plaza de Jado de Bilbao está desde 2007, fecha de su rehabilitación, vinculada al Athletic Club por un detalle que a muchos de nosotros se nos había pasado por alto.

Laureano de Jado, mecenas de la cultura y las artes e importante hombre de negocios que financió gran número de obras sociales como el Hospital de Basurto o el centro sanitario de Gorliz es el personaje que da nombre a la plaza.

-.Laureano de Jado.-

Como ya he comentado la plaza debido a la construcción de un parking subterráneo se vió sometida a una rehabilitación total. Cuando se acabó de urbanizar quedó presidida por una fuente que está custodiada por tres leones. Aquí no está el detalle, que también, sino en la parte central de la fuente... ya que guarda un más que parecido razonable con el trofeo de la Copa Coronación que ganó el Athletic Club allá por 1902.

-.Vista de la fuente.-

 
 
  -.Trofeo Coronación.-   -.Detalle de la fuente.-

Así que la afición zurigorri ya tiene un nuevo punto de encuentro o de celebración en la capital bilbaína.

domingo, 21 de octubre de 2012

miércoles, 17 de octubre de 2012

Premio a Manolo Delgado Meco

(Fuente: www.eldesmarquebizkaia.com)

"La peña oficial del Athletic Club 'Itzalan Taldea', presidida por Asier Zarate, entregaba este martes su sexto galardón dedicado a 'aquel personaje público que defiende al Athletic allí donde va", y que en esta ocasión recaía en Manolo Delgado.


El legendario preparador físico de Alcazar de San Juan ha dedicado casi 40 años de su vida al Athletic donde ha trabajado con entrenadores de la talla de Koldo Aguirre, Javier Clemente, Iñaki Sáez, Howard Kendall, Txetxu Rojo, Jupp Heynckes o Luis Fernández. El bar 'Etxadi' de Santutxu se quedaba minúsculo para ver de cerca a Delgado Meco y a los Carlos Gurpegui, Andoni Iraola, Gorka Iraizoz, Jose Mari Argoitia, Koldo Agirre, Juanjo Campa o Andoni Aiarza que habían llegado para disfrutar con las innumerables anécdotas de Manolo. El acto, repleto de niños y presentado por nuestro compañero de ElDesmarque Asís Martín, ha hecho brotar las lágrimas un par de veces al siempre emotivo manchego hablando de los valores del Athletic y de los cientos de jugadores que "he visto convertirse en hombres". Ha habido un gran ambiente, videos, canciones y hasta el cómico y actor de 'La hora chanante' Julián López ha enviado desde New York un saludo a su paisano vía twitter: "Es un honor que Manolo Delgado sea mi "sucesor", decía vía Imanol Reino. Silvia Muriel acudía en representación de la directiva en la que fue una divertida tarde repleta de sentimiento Athletic."

Relación de premiados por 'Itzalan Taldea':

2007 Javier Clemente

2008 Patxi Alonso

2009 J.A. Nielfa 'La Otxoa'

2010 Joseba Etxeberria

2011 Julián López

2012 Manolo Delgado

(Fuente: www.eldesmarquebizkaia.com)

martes, 9 de octubre de 2012

Resumen Jor. 7ª: Athletic Club - Osasuna


El Athletic Femenino, solidario con Wukro

(Artículo publicado en el nº 35 de la Revista Athletic Club)

Las jugadoras del Athletic Club Eli Ibarra, Iraia Iturregi, Ainhoa Tirapu y Erika Vázquez permanecieron dos semanas en Etiopía llevando a cabo un proyecto de desarrollo del fútbol femenino en el país africano.

Mediante la gestión conjunta por parte de la Fundación Athletic Club Fundazioa y la ONGD gipuzkoana Etiopía-Utopía, nuestras jugadoras vivieron una singular experiencia del 2 al 15 del pasado mes de julio en la localidad etíope de Wukro, que compartieron con la masa social rojiblanca a través de un blog.


El propósito de esta iniciativa era doble. Por un lado, se pretendía promocionar el derecho a la práctica del deporte y el acceso al ocio participativo para la mujer en países en vías de desarrollo, al tiempo que se dotaba de referentes femeninos a las jugadoras locales. Por otro lado, se trataba de reivindicar el voluntariado solidario en Bizkaia y Euskadi. Con esa idea partieron hacia Wukro Eli, Iraia, Ainhoa y Erika.

Fueron ellas cuatro, aunque hubo alguna compañera más interesada en formar parte del viaje. “En un principio queríamos haber ido nueve o diez del vestuario, habíamos comentado la posibilidad de ir allí en plan experiencia pero muchas no tenían disponibilidad: eso de librar dos semanas no era fácil, así que tuvimos que ir nosotras cuatro solas. Lo consultamos con el Club y les pareció una idea estupenda, y después nos hicieron las gestiones con la ONG y éstos nos organizaron el viaje”, explica Ibarra, con quien nos reunimos para charlar acerca de los pormenores de su ‘voluntariado’. El objetivo inicial del viaje era “estar allí con las niñas y ver cómo se vive el fútbol”, pero pronto nuestras jugadoras se toparon con la realidad. “Nos dimos cuenta de la importancia de la TV. Nosotras hemos crecido viendo fútbol, pero allí no hay referencias. De hecho, en el primer entrenamiento, cuando pusimos los conos, ellas no podían entender que sirvieran para delimitar un espacio”.

La centrocampista azkoitiarra recuerda aún las 26 horas, escalas incluídas, que tardaron en alcanzar su destino. Una vez allí, la intención era contar con pelos y señales todas sus vivencias, pero como es natural se toparon con las limitaciones tecnológicas inherentes a los países del Tercer Mundo. “La idea era mandar vídeos también, pero no podíamos cargarlos. Tuvimos la suerte de que allí nos dejaron un ‘pincho’, después nosotras compramos la tarjeta de teléfono y así pudimos apañarnos”. A la hora de escribir el diario, que puntualmente ‘colgaban’ en la web oficial del Athletic Club, se reunían al término de cada jornada y ponían en común las experiencias cotidianas.

El fútbol, el deporte, y la vida en general, no resultan fáciles de desarrollar en Wukro. Las infraestructuras son precarias y tanto la higiene como la alimentación son deficientes. Por eso, toca tirar de lo que hay. “Tenían un campo de fútbol-sala con porterías pequeñas. Luego estaba el de fútbol, que era así como de barrillo y que tenía una piedra enorme en el centro del campo”, rememora Eli. “El primer día jugamos un partido informal, sin fueras de banda, porque allí no están acostumbrados a las restricciones. Había tres equipos de chicas: uno de los entrenadores le pidió a Iraia que trabajase con ellas el físico, y otro le pidió que le mandase ejercicios de entrenamiento. Lo ideal sería que pudieran entrenar en doble sesión, pero la alimentación no da de sí”, expone la azkoitiarra.


El atletismo, deporte rey en el país que fue cuna de Abebe Bikila, Haile Gebrselassie y Kenenisa Bekele, también sufre de la precariedad. “Saben que es una salida para ellos y sus familias. Algunos triunfan a veces y vuelven a su poblado de origen y se construyen casas, y a su vez se convierten en referentes para sus paisanos”. Pero los sueños a menudo quedan truncados; hay quien se lo juega todo a una carta y pierde. “Había una chica que era atleta y llevaba mucho tiempo lesionada. Había forzado tanto para poder salir de la pobreza que había quebrado, pero allí no hay medios para poder diagnosticarla correctamente, así que no hay tratamiento”, lamenta Ibarra.

Nuestras jugadoras gozaron en todo momento de la compañía y la simpatía desbordante de los niños y niñas de Wukro. “Cuando salíamos a correr, venían con nosotras también, de veinte en veinte. Los niños siempre están por las calles. En las casas hay pocos hombres, unos porque se han ido a la guerra y no han regresado, y otros porque han salido a buscar trabajo y ya no se sabe más de ellos”. Tanto Eli como el resto de sus compañeras han quedado marcadas por “la convivencia con los niños, y la felicidad que transmiten. Nada más llegar fuimos a un hogar y allí vimos que a los niños se les enseña ‘yo quiero mi casa, yo quiero a mi familia’. Es decir, se les enseña a querer lo que tienen. Además, no conocen otra cosa”.
Los niños están prácticamente obligados a madurar antes de tiempo. “Conocimos a uno de once años, Mafus. Siempre nos esperaba a la salida de la misión, o cuando salíamos a correr. Se venía con nosotras y nos hacía de intérprete. Cuando le dijimos que nos íbamos, se emocionó, se giró y se marchó con pena, pero entero. Nos sorprendió su madurez”, revela.

La experiencia etíope, por tanto, ha sido altamente gratificante para Eli, Iraia, Ainhoa y Erika. Han aportado, han recibido y además han dejado su pequeña impronta en Wukro, donde gracias a ellas ya se conoce un poco más al Athletic Club. No en vano, “después de los entrenamientos, las juntábamos a todas y cantábamos el ‘a la bim, a la bam, a la bim bom bam, Athletic, Athletic, geuria’ todos a coro”,
concluye Eli antes de aventurar que “sería interesante volver en el futuro para ver cómo han ido evolucionando los proyectos, pero quién sabe, si no voy yo, quizá pueda ir alguna otra compañera”.

(Fuente: Revista Athletic Club nº 35 Septiembre 2012)

lunes, 1 de octubre de 2012

El Athletic Club. Origen de una leyenda o cuando el león era aún cachorro

Recientemente a salido al mercado un nuevo libro sobre la historia del Athletic Club.


'Si no sabemos de dónde venimos, es difícil saber a dónde vamos. Josu Turuzeta considera que EL ATHLETIC CLUB no escapa a esa regla y que, por tanto, es muy importante desentrañar el ayer, porque los proyectos impulsados en el presente se apoyan en las historias que nos contamos del pasado. Por eso nos propone esta inédita inmersión en el ORIGEN DE UNA LEYENDA, que huye deliberadamente de los tópicos que abundan acerca de la historia del Club y tambíen de las patrañas, que combate con la vehemencia del apasionado por el fútbol y los colores rojiblancos, pero, sobre todo,con el rigor que proporciona el manejo de abundantísima documentación.

Este libro nos habla del despertar del deporte en Bizkaia, desde la pelota y las actividades gimnásticas, confundidas a veces con el circo, al ciclismo, las regatas o incluso las peleas de gallos; del nacimiento de la afición por el fútbol, importado por trabajadores británicos e hijos de familias acomodadas vizcainas educados en Inglaterra, y cultivado en el Colegio de Orduña o la Universidad de Deusto; de los partidos en la Campa de los Ingleses o el hipódromo de Lamiako; de la creación del Club Atleta/Athletic Club al amparo de Astilleros del Nervión en la última década del siglo XIX, en medio de la crisis y las movilizaciones obreras; de aquella primera Copa ganada por el Bizkaya; de "la sucursal" del Athletic en Madrid, o la evolución del escudo y la camiseta a lo largo de la historia.

El autor adereza su relato con todo tipo de anécdotas, desde las apropiadas para animar una conversación en la barra de un bar a las más eruditas. Pero sin perder nunca de vista que el fútbol no es solamente un juego, sino un hecho social total, que refleja y, por tanto, permite estudiar las sociedades contemporaneas. De modo que éste es también un libro de historia de Bizkaia o, simplemente, de historia; eso sí, de CUANDO EL LEÓN ERA AÚN CACHORRO.'

Josu Turuzeta (Bilbao, 1951) es licenciado en Ciencias de la Información por la UPV/EHU. Es autor de diversas monografías de carácter histórico. Se dedica a la consultoría.


Entrevista a Josu Turuzeta publicada en el blog de Elkar POSTdata

<< Ver entrevista >>

Resumen Jor. 6ª: Real Sociedad - Athletic Club