Translate

lunes, 24 de julio de 2017

Yeray vuelve a pisar el césped de Lezama

Articulo publicado en el diario Deia el 24/07/2017

Yeray, que hasta ahora había entrenado en el interior de las instalaciones de Lezama ha salido hoy a uno de los campos auxiliares junto al recuperador Xabi Clemente para realizar durante una media hora carrera continua y varios ejercicios de readaptación con y sin balón.

Fuente: Canal de YouTube de ElDesmarque TV

miércoles, 19 de julio de 2017

Amistoso: Fenerbahce - Athletic Club

Fuente: Canal YouTube TVAthleticClub

(Comienza en el minuto 24)


Amistoso: Sion - Athletic Club

Fuente: Canal YouTube TVAthleticClub


Las palomas que celebraban goles

Fuente: www.sanmiguel.es (10/07/2017)


Corría la temporada 46-47. Miles de aficionados acudían a ver los partidos del Athletic a San Mamés, pero había un grupo de seguidores que nunca podían ir: los pacientes del hospital de Santa Marina. Allí se encontraban ingresados muchos athleticzales que deseaban conocer el resultado de los partidos, pero las comunicaciones no eran nada rápidas.

Un aficionado, Remigio López, vislumbró un medio eficaz e inmediato para llevar las buenas hasta el hospital: utilizar palomas mensajeras.
De esta forma, cada vez que había que celebrar un gol, una paloma mensajera volaba desde San Mamés hasta Monte Avril, lugar donde se ubicaba el sanatorio.

Cada jornada se transportaban a San Mamés varias aves y, en el momento del gol, se les ataba en la pata un papel con el nombre del jugador que había marcado y el resultado.

También se cuenta que se mandaba una paloma oscura o clara en función de si el resultado era a favorable o contrario al equipo.
Sea como fuere, los aficionados del Athletic nunca dejan de sorprendernos.

lunes, 17 de julio de 2017

Sentimiento zurigorri en Guatema

Artículo publicado en el número 54 de la revista Athletic Club (Junio 2017)

En un deporte tan globalizado como el fútbol, la singularidad que mantiene el Athletic Club con su identidad y su filosofía le convierten en un club único. Una especificidad que se irradia a todos los ámbitos del Club: también los athleticzales son especiales, convirtiéndose en infinidad de ocasiones en verdaderos difusores y embajadores de esa idiosincrasia. El Athletic Club de Ilóm es un ejemplo.


En su creación jugó un papel determinante José María Ortiz, un vecino de Rekaldeberri que, por motivos laborales, cambió su residencia a Zizur Nagusia y al que el trabajo le llevó a desplazarse a Guatemala para participar en la construcción de la Central Hidroeléctrica de Xacbal Delta. Ubicada en el departamento de Quiché, en el municipio de Chajul, está situada a 135 kilómetros al noreste de la capital, una de las zonas más humildes del país. La población es en su mayoría indígena y descendientes directos de los antiguos Mayas y la población más importante es Nebaj (70.000 habitantes), situada a unos 50 km de Ilóm. Las carreteras son meras pistas sin asfaltar y la orografía de la región es muy abrupta. José María Ortiz aporta algún dato más de la zona: “Ilóm, con unos 900 habitantes, forma parte de la región Ixil. Tiene idioma propio, el maya ixil, y fue una zona muy castigada en la guerra civil que terminó en el año 1996. La Premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú, pertenece a esas comunidades”.

A pesar de las precariedades, la electricidad ha llegado a algunos hogares por medio de grupos electrógenos y baterías; junto a ellos llegaban los primeros televisores que recibían la señal a través de antenas parabólicas. Como no podía ser de otro modo, el contenido estrella era el fútbol. “Me llamó la atención la repercusión que tenía el fútbol internacional, las ligas europeas, y sobre todo el Real Madrid y el Barcelona. Es curioso, pero parece que no existen más equipos en el mundo”, señala Ortiz como recuerdo de sus primeros días en la zona. Tras dar a conocer la peculiar filosofía del Athletic Club en todas las conversaciones futbolísticas, llevó a varios trabajadores nativos de la zona a solicitar la colaboración de este ingeniero bilbaino para formar un equipo de fútbol en su aldea y poder competir contra pueblos cercanos de la zona. “Nada profesional, ni federado, simplemente se trataba de fútbol aficionado puro y duro. Dentro de la Responsabilidad Social de la empresa, se han destinado numerosos recursos para la formación, aprendizaje de oficios o la alfabetización, pero uno de los males endémicos de las comunidades autóctonas de la zona es
el alcoholismo, con lo que minimizarlo a través del deporte, me pareció una buena iniciativa que decidí apoyar a nivel personal”, indica el ingeniero.

Ajeno a la elección de los equipajes, la sorpresa de José María Ortiz fue mayúscula cuando le enseñaron que a las camisetas le habían colocado el escudo del Athletic. “Me comentaron entonces, que lo hicieron por simpatía y agradecimiento y que deseaban defender mis colores”. Inicialmente llamaron al equipo ‘Athletic Club de Bilbao’, “pero les corregí explicando que lo habitual era denominarlo Athletic Club de Ilóm. Bien entendido que el escudo sigue siendo el nuestro con el puente de San Antón y el Árbol de Gernika, incluidos”.

En su primera participación en el campeonato, “no nos creamos que se trata de algo federado” recalca Ortiz, el equipo ganó todos los encuentros de la primera vuelta, salvo un partido al que no pudieron acudir por falta de transporte; “única derrota y multa de 200 quetzales, 25 euros aproximadamente”. A pesar de que la segunda vuelta fue más irregular, se terminó en segunda posición clasificándose para la fase final. “Se pasaron las semifinales a doble partido, con sufrimiento, y se perdió en la final con el apretado resultado de 3-2”.

A la hora de elaborar este reportaje el equipo participa en otro campeonato que lidera con una ventaja de tres puntos. En cuanto al futuro, José María Ortiz, reconoce que las condiciones para que esta aventura perdure en el tiempo dependerá de los propios habitantes de la zona. “El proyecto de la Central Hidroeléctrica está prácticamente finalizado. Sin embargo, los futbolistas me han prometido que seguirán luchando por ese escudo. A nivel personal, esta aventura me ha servido para encontrarme más cerca de casa, a pesar de encontrarme en una zona olvidada del mundo”, concluye Ortiz

lunes, 26 de junio de 2017

Entrevista a José Ángel Iribar

Entrevista publicada en el diario Deia el 25/06/2017

José Ángel Iribar: “En la Supercopa de 2015, al mejor equipo del mundo le ganó un equipo único en el mundo”


José Ángel Iribar repasa diez portadas de DEIA de los últimos cuarenta años
con momentos especiales para el Athletic. (José Mari Martínez)

Si la portería del Athletic es hoy en día un lugar sagrado, es gracias a hombres como José Ángel Iribar. El exguardameta zarauztarra marcó una época en el Athletic, no solo por sus estiradas milagrosas, sino también por su calidad humana, su humildad y su compromiso social. En el 40º cumpleaños de DEIA El Txopo repasa diez portadas que en las últimas cuatro décadas han marcado su trayectoria.

Debut con la selección de Euskadi ante Irlanda

En su paseo por el tiempo pasado, repasando cuatro décadas de fútbol y de portadas de DEIA, José Ángel Iribar encuentra el punto de partida en un debut, en el primer partido que disputó con la selección de Euskadi.

Fue el renacer de la tricolor en la era moderna, recuperando un icono que nació en la Guerra Civil y que había caído, no en el olvido, pero sí en el saco de los anhelos. “Fue cumplir un sueño”, confirma El Txopo, “un sueño que había estado en mente y que luego resultó ser un éxito”. El partido fue organizado dentro de la campaña Bai euskarari: “Conocía a la gente que estaba en la organización y la ilusión que puso en este sentido fue increíble. Para nosotros, los que participamos, fue cumplir un sueño”.

Hay que destacar que aquel encuentro contra Irlanda llegó cuando Iribar era ya veterano y contaba con una dilatada trayectoria en el Athletic y en la selección estatal. “Poder vestir la camiseta de mi país y jugar contra Irlanda fue un sueño”, relata el guardameta. “Yo estaba ya en mi última etapa como jugador y fue un broche de oro poder jugar ese partido. Sacamos un equipazo con el que le metimos un 4-1 a Irlanda. Había un gran nivel”. Una de las cosas que remarca José Ángel de aquel partido fue la fiesta de la grada: “Hubo ambientazo. La unión de euskera y fútbol funcionaba entonces muy bien porque había una especie de simbiosis entre las dos cosas y la necesidad de que el euskera estuviese presente en el deporte”.

Retirada y homenaje en San Mamés

Precisamente el euskera estuvo muy presente en otra fecha grabada a fuego en la memoria del legendario portero rojiblanco. En junio de 1980 colgó las botas y la afición quiso despedirse de él como merecía, con un multitudinario homenaje en San Mamés. Pero El Txopo tenía todavía un gran gesto guardado para sorprender a los seguidores: lo recaudado en aquel partido lo donó para la creación de un diccionario de euskera, Kirolkidea.

“Pensaba que lo que me había dado el fútbol yo se lo tenía que devolver de alguna manera”, apunta Iribar 37 años después. “Muchos jugadores del Athletic y de la Real Sociedad echábamos en falta poder practicar fútbol en euskera. Se veía que ya entraban medios de comunicación en euskera, investigando cómo se podían decir las cosas del deporte en euskera, y yo lo tenía muy en mente”. Así pues, terminólogos y lexicógrafos aprovecharon la aportación de Iribar para realizar un rompedor trabajo: “Me dieron esta posibilidad y me dijeron que estaban preparados para ello y que podían echar mano de gente que podía aportar más cosas al diccionario y poder investigar sobre ello”.

El partido de despedida fue todo un éxito. “Fue impresionante”, admite Iribar. “Vinieron de todos los pueblos de Bizkaia y de muchos de Gipuzkoa y de Araba. Fue un partido muy diferente, porque vino mucha gente que en entonces tenía una ligazón con el euskera”.

Iribar dejaba el fútbol en activo tras 18 temporadas defendiendo la portería del Athletic. “Mi retirada fue muy natural”, confiesa décadas después, “la realidad es que me ofrecieron seguir. Dije que no, porque no me encontraba bien. Tenía problemas en la espalda y veía mermadas mis condiciones físicas. Ya no tenía la ilusión que tenía anteriormente para seguir, cosa que quizás sentó mal en la dirección deportiva de ese momento. Yo podía ayudar desde dentro en lo que quisiesen, pero en el campo ya no, porque no me veía con fuerzas. En ese sentido fue fácil y bonito. Una despedida siempre es una despedida, pero en este caso, dentro de lo duro, fue algo agradable porque la decisión la tomé yo. Eso es algo importante”.

La primera gabarra y recibimiento en la ría

Si hay una imagen que perdura en el ideario colectivo rojiblanco es la de la gabarra surcando la ría. José Ángel Iribar tuvo la suerte de vivir aquella experiencia a bordo, ya que era el entrenador de porteros de aquel Athletic campeón. “La idea de la gabarra fue algo espectacular”, señala sonriente. “A nosotros, cuando ganábamos las copas, nos montaban en Atxuri en un autobús descubierto e íbamos hasta el Ayuntamiento tocando a la gente. Era genial y había muchísima gente, pero lo de la gabarra rompió todos los moldes y todas las previsiones”.

De aquella jornada festiva recuerda con cariño un pequeño incidente. “Me quedó marcado cuando casi se nos ahoga Gisasola, que se cayó al agua al montar en la gabarra. Lo tuvimos que sacar del agua. Nos reímos mucho, la verdad”. Después llegaría la catarata de emociones al ver las dos márgenes de la ría colapsadas por una marea de aficionados. “Cuando pasamos por Sestao vimos a la gente subida a las grúas con banderas del Athletic e ikurriñas”, describe orgulloso. “Toda la ría estaba llena hasta los topes. Ahí veíamos que era algo impresionante. ¡Fíjate si el recorrido es largo, pero se hizo corto! Y luego el recibimiento. Ya se ve en las fotos perfectamente que fue apoteósico. Yo me emocioné de una manera increíble cuando ganamos la liga, porque era algo que como jugador había estado cerca y no había conseguido. Me emocioné pensando en mí mismo, pero también en lo que estaba anhelando la gente. Fueron unos momentos inolvidables”.

Para alegría de los aficionados del Athletic, Iribar está convencido de que la ría volverá a ver una gabarra con un equipo txapeldun: “Siempre hay que pensar que sí veremos otra gabarra. Yo soy optimista. El Leicester ha sido capaz de ganar la Premier hace un año, ¿por qué no podemos hacerlo nosotros? Además de tener ilusión y ser optimista, creo que es conveniente esa percepción. Esto es deporte y en un juego todo es posible”.

Primer partido como entrenador del Athletic

En 1986, José Ángel Iribar cogió el timón del Athletic. Debutó como entrenador el 30 de agosto en El Molinón. El resultado, una derrota, fue premonitorio, ya que la experiencia en el banquillo rojiblanco no fue muy satisfactoria. “Me dejó un sabor agridulce”, confiesa El Txopo. “La ilusión por entrenar al primer equipo estaba ahí. Pero no resultó bien. Hicimos una primera vuelta magnífica, empezó a lesionarse gente muy importante del equipo y tuvimos problemas para tener una buena posición”.

Esa temporada, además, la liga tuvo un extraño formato que no ayudó a limpiar la imagen del Athletic de aquel año: “Por una idea genial que tuvo el presidente del Cádiz, se creó una liga entre los últimos para decidir quién bajaba a Segunda. Ganamos esa liguilla y no hubo ningún apuro para mantener la categoría, pero ya jugarla te deja un sabor agrio”. La aventura de Iribar como entrenador del Athletic solo duró un año. Tal vez pagó los platos rotos de un Athletic todavía convulso: “Cogí el equipo en un momento difícil del club”. Todavía escocían las heridas de la guerra entre Sarabia y Clemente. “Creo que es algo que no puede volver a ocurrir”.

Iribar nunca quiso saber nada de prolongar su trayectoria como entrenador lejos de Lezama: “No me planteé entrenar fuera del Athletic. Mi idea era seguir aportando al Athletic lo que podía saber. Entrené en las categorías inferiores y también llevé el Bilbao Athletic. Fue una etapa francamente maravillosa, porque surgieron jugadores importantísimos. Tuvimos una camada buenísima con el trabajo de equipo que hacíamos dirigidos por el gran Iñaki Sáez. También estaba por ahí Piru Gainza”.

Salvados del descenso en el último partido

En 2007 el Athletic atravesó uno de sus momentos más difíciles. El equipo flirteó con el descenso y consiguió la salvación en un agónico último partido contra el Levante. “Claro que pasó por mi cabeza la posibilidad de bajar a Segunda”, confiesa Iribar. “Somos humanos y no por ser el Athletic estamos liberados de bajar”.

“Lo pasé muy mal”, recuerda el exguardameta del Athletic. “Era una sensación de que hasta te podía dar algo. Fue un partido durísimo que, gracias a Dios, salió francamente bien. La lectura que yo hago es que de esas situaciones sales más fortalecido en todos los sentidos”. Desde entonces el equipo ha llevado una línea ascendente y no ha tenido más apuros. Iribar cree que esto es algo normal en el Athletic: “Tenemos etapas y camadas que hacen que el equipo funcione mejor o tengas objetivos más claros. Pero esto no es una máquina de la que salen piezas todas iguales. Las rachas existen, son rachas de jugadores que surgen. Hay que estar ahí muy atentos para, si se puede, reforzar el equipo para, precisamente, no estar en estas situaciones”.

Seleccionador de Euskadi durante 18 años

Fuera del Athletic, José Ángel Iribar mantuvo otro idilio como seleccionador de Euskadi. “18 años estuve en el Athletic y 18 años como seleccionador de Euskadi”, explica, “pero es solo una coincidencia”. Su trabajo al frente de la tricolor, mano a mano con Mikel Etxarri, fue un proceso que tuvo diferentes etapas: “Volviendo la vista atrás, desde que empezamos con el proyecto, creo que avanzamos bastante. No todo lo que quisiéramos, pero en los primeros partidos había grandes dificultades para traer a los jugadores que estaban en otros equipos. Tuvimos que movernos muchísimo para convencer a los clubes y entrenadores para que les dejasen venir. Los jugadores venían todos con muchísima ilusión”.

También costó contagiar a la afición la pasión por la selección. “Al principio la gente no se lo creía mucho”, señala Iribar. “No acudía demasiada y algunos partidos tenían media entrada. Hasta que conseguimos llenar con un ambiente festivo, lúdico y deportivo. Se creó una aureola en unas fechas de navidades que eran propicias para todos. Eso hizo que la llamada, tanto hacia dentro como hacia fuera, fuera mayor”. Y en el horizonte, siempre una meta que sigue antojándose complicada: “Cada vez la exigencia de pedir la oficialidad era más latente, más a la vista e internacionalmente conocida”. Para Iribar el momento culmen de su etapa en la selección de Euskadi fue el viaje para jugar en Venezuela: “Fue un partido fantástico. Para ellos era un partido de preparación inminente, porque la semana siguiente empezaban a jugar la Copa América, y nos llevaron al sitio donde más se vive el fútbol en Venezuela. Un campo lleno con todos los preliminares necesarios para no fallar antes de la inauguración de ese campeonato. Nosotros jugamos muy bien. Ganamos 3-4. Hicimos un primer tiempo espectacular. Luego nos quedamos con uno menos al final de la primera parte, por la expulsión de Garitano. Y aun así aguantamos muy bien en la segunda parte”.

Como en otras muchas cosas, el exseleccionador también es optimista cuando se habla de la oficialidad de la selección de Euskadi: “Estoy convencido de que tarde o temprano se conseguirá la oficialidad. Ojalá más antes que tarde. Y que yo lo vea”.

Semifinal de Liga Europa en San Mamés

En 2012, bajo las órdenes de Marcelo Bielsa, el Athletic alcanzó las finales de la Copa y de la Liga Europa. San Mamés vivió una noche mágica al eliminar en la semifinal continental al Sporting de Portugal. Tras aquel partido, Javi Martínez dijo públicamente que se había dado cuenta de lo conseguido al ver en el vestuario las lágrimas de Iribar. “ Yo estaba emocionado”, se ríe el propio exguardameta. “Me emocioné porque estar en una final europea era una cosa que añorábamos. Después de haber estado en la final de la UEFA de 1977 era un logro importantísimo que además se consiguió de una manera brillantísima, porque esa temporada nos emocionamos mucho”.

A aquella etapa de Marcelo Bielsa le ha seguido otra muy exitosa con Ernesto Valverde. Pero el del técnico argentino no es el único caso de entrenadores extranjeros que han dejado un buen sabor de boca en Bilbao. Ahí están los casos de Luis Fernández, Heynckes... ¡o míster Pentland! “Yo creo que puntualmente viene bien que lleguen entrenadores de fuera, porque los que han venido han aportado de verdad”, admite José Ángel Iribar. “Cada entrenador tiene su librillo, pero están a la vista las cosas buenas que han aportado. Que haya que recurrir a eso puntualmente me parece que es bueno. Pero a poder ser, si los tenemos en casa, lógicamente me quedaría con los de casa”.

Homenaje en el 50º aniversario de su debut

También en 2012 Iribar recibió un bonito homenaje en los prolegómenos de un partido de liga: se cumplía medio siglo de su debut con el Athletic. “Que se acuerden de uno 50 años después, que salgas al campo y que te reciban tan bien, son detalles que no olvidarás en la vida”, dice Iribar. “Son momentos cumbre en tu trayectoria deportiva y hasta de tu vida personal”.

Iribar dice sentirse “agradecido”, sobre todo por “el detalle de que estuvieran ahí prácticamente todos los porteros con los que he coincidido; fue algo muy emocionante”. A la cabeza estaban Gorka Iraizoz y Raúl Fernández, los dos porteros que aquella temporada defendían la meta rojiblanca y que a buen seguro han escuchado más de un consejo de boca de Iribar. “Puntualmente sí que les he dado consejos”, admite la leyenda del Athletic. “Si estoy ahí es para ayudarles en lo que pueda puntualmente. Lo que pasa es que los porteros del Athletic están muy bien entrenados y muy bien dirigidos por diferentes entrenadores de porteros que son excelentes. Si me piden algún consejo o si en algún momento puntual creo que puedo aportar algo, tanto al entrenador como al portero, sí estoy ahí”.

La última noche mágica bajo el arco

La última vez que Iribar se vistió con la camiseta del Athletic fue en el partido de despedida del viejo San Mamés. “La verdad es que, como se llevó todo tan en secreto, incluso al principio tenía ciertas dudas”, explica Iribar. “Después de montarme mi propia película de cómo podía ser ese momento de despedirme de la gente y de San Mamés, pensé que podía ser una cosa muy bonita. Al final resultó ser una bomba. Fue la leche, inenarrable. Francamente, yo creía que no iba a llegar hasta la portería, que me iba a dar algo por cómo tenía el corazón. Se me ocurrió tocar el larguero, que es lo que hacía en mis tiempos, y a la gente le gustó. Pensaban que ya no podía llegar. Estuvo superbien”. Al Txopo le costó despedirse de San Mamés: “Son muchas vivencias y muchos partidos que has vivido con compañeros, que son los que te han hecho valedor de todo esto, porque uno solo no es capaz de lograr nada. Y en fútbol menos. Te viene el recuerdo, sobre todo, de los que ya no están. En ese momento es un cúmulo de todo que te deja un poco paralizado. Es un momento increíble en el que te fallan las piernas”.

El cambio ha dejado al Athletic en un campo moderno que tiene maravillado a Iribar. “Haces una reflexión y piensas que San Mamés solo es un campo de fútbol, es la gente quien lo hace especial”, explica convencida y aclara que “los que le dieron carácter al campo fueron todos los que estaban allí: el público, acudiendo siempre con esa fidelidad y sentimiento. Eso, junto a los jugadores que pasaron, es lo que hizo que a San Mamés se le llamara La Catedral y que costara pasarse a un campo nuevo”.

Ahora, como no podía ser de otra manera, es optimista con el vínculo con el nuevo San Mamés: “Creo que el trasvase se ha hecho muy bien. Mejor jugada no se ha podido hacer. Es un campazo, porque es un campo extraordinario. Si la gente acude, va a hacer que sea especial. Y parece que la conexión es francamente buena, por no decir excelente, porque que este año hayamos conseguido los puntos que se han conseguido y se hayan ganado los partidos que ha ganado el equipo en San Mamés es una muestra de que la fortaleza sigue”.

El último título del Athletic: la Supercopa

El último título del Athletic llegó en 2015, cuando ganó la Supercopa al todopoderoso Barcelona. “Ese título ha sido importante para el Athletic porque no es una Copa menor, sobre todo ganando a quien se ganó y jugando como se jugó”, puntualiza José Ángel Iribar. “El título tiene muchísimo mérito. Primero, por haber estado ahí, porque para jugar una Supercopa tienes que estar arriba. Y luego, por ganar como se ganó. Es algo mayor, aunque a mi amigo Charly Rexach le pareció que era algo menor. Pero se lo pareció después de perder. A todos nos gustó muchísimo que se ganara la Supercopa porque llevamos años llegando a finales y rozando los títulos con los dedos. Hay que seguir con esa perspectiva”.

Según José Ángel Iribar, este logro debe servir para comprobar que “no hay nadie imbatible”. Tras ganar al Barcelona, Iribar bajó al vestuario del Athletic y lanzó un mensaje a la plantilla: “Probablemente nos hemos enfrentado al mejor equipo del mundo. Pero al mejor equipo del mundo le ha ganado un equipo único en el mundo”.

jueves, 22 de junio de 2017

El día que el Athletic ganó al Liverpool gracias a una moneda

Artículo publicado en http://www.kaisermagazine.com el 09/01/2015

Corría el 18 de septiembre de 1968. Anfield acogía el partido de vuelta de los treintaidosavos de final de la Copa de Ferias, formato antiguo de la actual Europa League. El conjunto dirigido por Rafael Iriondo visitaba el feudo ‘red’ con la obligación de defender el 2-1 cosechado en San Mamés. Los goles conseguidos por Estéfano y Ormaza eran muy valiosos, pero el gol de Roger Hunt hacía prever que pasar la eliminatoria no sería fácil.


En la expedición viajaba un joven, rubio, de pequeña estatura y gran temperamento, que había debutado en el partido de ida Athletic. Aunque el todavía no lo sabía, su nombre iba a estar ligado por muchos años al Athletic y al fútbol español. Javier Clemente comenzaba su periplo en el Athletic ante un grande de Europa.

Las cosas se pusieron de cara en la primera parte, un gol de José María Argoitia en la primera parte dejaba al término de los primeros 45 minutos una ventaja de dos goles para el equipo bilbaíno. El conjunto inglés atacaba ferozmente, los goles no tardaron en llegar a las redes de Iribar. Lawler y Hughes daban la vuelta al resultado y dejaban la eliminatoria igualada (3-3).

Final de los 90 minutos y sería la suerte -y no la prórroga o los penaltis- los que decidiesen qué equipo accedería a los dieciseisavos de final. El árbitro alemán Tschenscher lanzó la moneda al aire. Koldo, por entonces capitán del equipo, había hecho su elección. La moneda surcó brevemente el aire antes de dar la clasificación al Athletic. Historias de azar…

martes, 30 de mayo de 2017

Entrevista con Eli Ibarra, Iraia Iturregi e Irune Murua

Fuente: www.athletic-club.eus

Entrevistamos a tres jugadoras históricas en el Athletic Club femenino (primera, segunda y cuarta en número de partidos oficiales disputados) que no continuarán en la disciplina rojiblanca la próxima temporada.

Después de su despedida en la sala de prensa de Lezama, el pasado día 18, y después en el último partido de Liga ante el Espanyol, las tres jugadoras hacen repaso a su dilatada trayectoria en el Club y se preparan para cerrar su periplo en el Athletic con la mejor guinda posible: la Copa, que empieza a disputarse este sábado en Madrid con los cuartos de final ante el Valencia CF.


lunes, 29 de mayo de 2017

Tal día como hoy...

Fuente: Canal YouTube TVAthleticClub

...nació Don Agustín Gainza Bikandi.


martes, 23 de mayo de 2017

Valverde, by Jon Loidi

Fuente: Jon Loidi Begoña @JLadventures

Finaliza un ciclo. Un gran ciclo. Eskerrik asko Txingurri. Tu casa para siempre, leyenda.


lunes, 22 de mayo de 2017

Entrevista con Gorka Iraizoz

Fuente: www.athletic-club.eus

Días después de su despedida en San Mamés hemos entrevistado a Gorka Iraizoz, concretamente el 18 de mayo. En la charla, entre otros asuntos, el guardameta ha repasado sus primeros pasos, su estancia fuera del Athletic y sus sensaciones en el adiós, además de dejarnos su opinión sobre los entrenadores que ha tenido.


jueves, 18 de mayo de 2017

Un ilustre visitante en las despedidas

Artículo publicado por Arkaitz Aramendia en el diario Deia el 18/05/2017

El Athletic, destinado a ser el último rival del Atlético en el Calderón, ya cerró el Metropolitano en mayo de 1966


Imagen general del Metropolitano. (Foto: DEIA)

Atlético de Madrid y Athletic parecen destinados a mantener su legendaria unión hasta el fin de los días. Solo así puede entenderse que el conjunto bilbaino, además de figurar el domingo como último oponente de los colchoneros en el Vicente Calderón fuera también el último rival de los madrileños en el antiguo Metropolitano, que cerró sus puertas en 1966, hace ya más de medio siglo. El transcurrir de los acontecimientos ha querido que algo similar a lo ocurrido entonces se repita dentro de tres días, cuando el Atlético vuelva a despedirse de un estadio que pasará a ser historia al término de la temporada en beneficio de un nuevo coliseo, el Wanda Metropolitano, que tiene prevista su inauguración en septiembre.

El del domingo, no obstante, no será el último encuentro que albergue el Calderón, que será sede de la final de Copa que enfrentará a Barcelona y Alavés el próximo día 27. Los pupilos de Ernesto Valverde, por tanto, dejarán su huella en el feudo madrileño en el penúltimo encuentro oficial que se dispute en un estadio que, eso sí, no volverá a pisar el Atlético en competición oficial. Tampoco lo hicieron los locales, con el ilustre Metropolitano como hogar, después del envite copero que les midió con el Athletic el 7 de mayo de 1966, cuando los hombres dirigidos por Piru Gainza clausuraron el campo, que había sido inaugurado en 1923. Tamaño honor correspondió a los leones, que pasaron a la historia como último equipo visitante en el choque de ida de los cuartos de final de Copa, partido en el que los colchoneros se impusieron por 1-0 con gol del hondureño Cardona en el minuto 43.

En las gradas, a diferencia de lo que ocurrirá este domingo, nadie sabía que aquel iba a ser el último encuentro que albergaría un estadio que acompañó al Atlético durante 43 años de su vida. Pero así fue, porque en la vuelta, con la liga ya finalizada, los bilbainos lograron voltear la eliminatoria al vencer por 2-0 en San Mamés con tantos de Koldo Agirre y Ormaza. Así se fraguó el para muchos inesperado adiós del Metropolitano, abocado a despedirse del fútbol debido a la eliminación del Atlético en una cita a doble partido en la que los colchoneros mordieron el polvo pese a la victoria lograda por la mínima en la ida. “Jugar allí significaba enfrentarse a grandes jugadores en medio de un gran ambiente”, recuerda para DEIA José Mari Argoitia (Galdakao, 1940), que conoció de primera mano un campo que le trae “buenos recuerdos”.

“Siempre había mucha gente y eran partidos bonitos”, agrega el exjugador del Athletic, que fue titular en la última noche del Metropolitano, en la que el cuadro vizcaino salió de inicio con un once formado por: Iribar, Zorriketa, Etxeberria, Orue, Larrauri, Uriarte, Arieta II, Koldo Agirre, Ormaza, Argoitia y Lavin. Fueron los elegidos para saltar al césped a las 20.45 horas de un sábado que resultaría histórico a la postre, dada la relevancia del Metropolitano, que acababa de ver cómo el Atlético se proclamaba campeón de liga. Los terrenos, sin embargo, estaban vendidos para entonces y únicamente faltaba poner el punto final al recorrido de un estadio que daba sus últimos coletazos. Seguiría con vida mientras los colchoneros, con Domingo Balmanya en el banquillo continuaran en pie en una Copa en la que el Athletic se convirtió en histórico verdugo de los madrileños.

LLENO EN EL ADIÓS

Ajenos a ello, aún, llenaron las gradas los aficionados locales, que veían cómo avanzaban a gran velocidad las obras de un nuevo campo, junto al río, que se llamaría Estadio del Manzanares. Sería el escenario que relevaría en sus funciones al Metropolitano, que recibió la última visita en vida de los rojiblancos haciendo gala de su singularidad, pero también de su antigüedad. Para la década de los sesenta, no en vano, el estadio había quedado envejecido en comparación con otros recintos deportivos de primera talla como el Santiago Bernabéu, el Camp Nou, Mestalla o San Mamés.

Fue en La Catedral, sin ir más lejos, donde se certificó la defunción del Metropolitano con motivo de la eliminación copera del Atlético el 14 de mayo de 1966, aunque en el partido de ida disputado siete días antes nada resultó especial, ni distinto a lo habitual. Fue el partido número 515 que disputaron los madrileños como locales en aquel estadio, en el que el conjunto colchonero marcó 1.496 goles y se convirtió en un equipo campeón. Las lágrimas como consecuencia del cierre del campo llegarían después, sin que el balón rodara sobre un césped que quedó huérfano de fútbol hace 51 años. “Estuve en aquel encuentro y el domingo quizás pueda ver también el partido en el Calderón. Voy mañana a Madrid y quizás pueda quedarme para verlo”, apunta Argoitia.

A la espera de que el hogar actual del Atlético pase también a formar parte del pasado, los veteranos aficionados colchoneros recuerdan cómo tras quedar apeados de la Copa a manos de los leones en 1966, las máquinas solo tardaron cuatro días en entrar en el Metropolitano para convertir en escombros el que fuera catalogado como mejor campo a nivel estatal.

Unido a la imborrable huella del Metropolitano asoma el Athletic, el último oponente en rendirle visita antes del nacimiento del Vicente Calderón, que abrió sus puertas el 2 de octubre de 1966 y que, como sucedió con su predecesor, también reservará un lugar sumamente especial al club bilbaino, destinado a dejar de nuevo su sello el domingo en una cita cargada de emoción para una afición que se mudará de campo como hicieran los leones en septiembre de 2013. Entonces, el conjunto bilbaino, un ilustre conocido en las despedidas del Atlético de Madrid, abandonó la antigua Catedral para instalarse en el nuevo San Mamés, campo en el que los colchoneros, curiosamente, asoman como mejor visitante hasta la fecha con cuatro victorias y un empate en cinco partidos.

lunes, 15 de mayo de 2017

Uno de los nuestros

Artículo publicado por Jon Rivas en el blog "El aldeano número 12" el 11/05/2017


Dos veces me he sentado en el palco de autoridades de San Mamés, dos, y en ambas ocasiones era un chaval. Todavía no tenía veinte años la primera vez. Yo era directivo del Getxo, que puede sonar a algo importante, pero no lo era: simplemente me encargaba de organizar el equipo infantil, preparar los partidos de casa y organizar los viajes a los de fuera: buscar un autobús si eran lejos, o reclutar padres con coche si caían cerca. Dio la casualidad de que el Getxo, que estaba en Segunda B, se enfrentó al Athletic en una eliminatoria copera; la primera vez –y la única–, que tuvieron un duelo oficial. La cosa estaba clara después del partido de ida en Fadura, que se jugó en sábado, en el que ganaron 0-5 los hombres de Helmut Senekowitsch. La vuelta en San Mamés se disputó el miércoles siguiente, y me invitaron al palco, como al resto de la directiva del Getxo. Me había dado la locura aquel año de estudiar Ingeniería así que acudí a clase aquella tarde vestido de tiros largos, como exigía el decoro de un palco, pero sufrí un accidente: se me rompió la cremallera de la bragueta del pantalón, así que me pasé una hora encerrado en un baño de la Escuela intentando arreglar el desajuste.

Lo cierto es que lo pude hacer. Una hora antes del partido me fui a San Mamés, visité el vestuario visitante y luego el palco. Fue la primera vez que tomé canapés en un partido de fútbol.

Lo que no sabía es que aquel iba a ser un partido histórico. Fue el último que jugó Iribar vistiendo los colores del Athletic; también recibió aquel día su último gol, que le marcó Iñaki Lekerika, un chico de Santutxu.

Unos años más tarde, el Athletic nos invitó a comer a los directivos del Getxo, no sé por qué motivo, a una hora temprana ya que a las cuatro se jugaba en San Mamés el Athletic-Sestao de Copa. En aquellos tiempos, al parecer, no se acostumbraba a invitar a la directiva del equipo rival. También fuimos al palco. Ese día debutó en San Mamés Andoni Zubizarreta. Una coincidencia: la despedida de Iribar y la presentación de Zubi.

Han pasado muchos años, y muchos porteros, y ahora el que se va es Gorka Iraizoz que es, con mucha diferencia, el que más estabilidad ha dado a la portería del Athletic desde que Zubizarreta fue traspasado al Barcelona. Han pasado diez años desde que llegó a Bilbao procedente del Espanyol, tras haber salido de la cantera de Lezama para buscarse la vida, como han hecho muchos otros, y salvo en este último, en el que Valverde ha dado la titularidad a Kepa Arrizabalaga, ha sido habitualmente el número uno en la alineación del Athletic –salvo en los meses en que estuvo lesionado en su primera temporada a las órdenes de Caparrós–. El sevillano fue su primer entrenador, después llegó Bielsa y los últimos años tuvo a Valverde, que ya le dirigió en el Espanyol.

En la trayectoria de Gorka en el Athletic hubo momentos buenos y malos, grandes actuaciones y algunos errores que lastraron al equipo. Fue muy criticado por ello, aunque ahora, que se despide del equipo bilbaino, tal vez sea el momento de relativizar muchas cosas. En Bilbao, la sombra de José Ángel Iribar siempre ha sido muy alargada, y con el paso de los años su mitificación ha significado la demonización de bastantes porteros que pasaron por San Mamés. Por supuesto, el Txopo es una figura casi intocable, que pasó con letras de oro a la historia del Athletic. Yo le vi jugar muchas veces, y cuando estaba en la portería uno se quedaba tranquilo. Todo lo que hacía parecía estar bien, pero también tendré que decir, y que nadie convierta estas líneas en un sacrilegio, que internet me ha permitido rescatar imágenes que nunca había visto antes, con grandes actuaciones de Iribar, pero también con algunos errores flagrantes que, en el caso de Gorka Iraizoz, mucho más expuesto al escrutinio de los aficionados porque ahora todo se ve y se repite, hubieran supuesto su excomunión inmediata de la fe rojiblanca.

Así hay que aceptarlo. Iraizoz ha sido la referencia en la portería durante una década. Es una trayectoria muy importante, con errores y aciertos, pero ahora es el momento de agradecerle al portero del Athletic su profesionalidad y su dedicación, sus palabras en la rueda de prensa de despedida, su identificación con los colores que siempre quiso vestir. Gorka, sin duda, es uno de los nuestros.

Resumen Jor. 37ª: Athletic Club - CD Leganés

Fuente: www.athletic-club.eus


domingo, 14 de mayo de 2017

Athletic-Leganés. Ganar sí o sí

Viñeta publicada por Asier Sanz en el blog del diario Deia "Athletic Risas Club" el 14/05/2017

El Athletic necesita ganar imperiosamente al Leganés para mantener sus opciones europeas y que no le coman la tostada. Un partido en el que se despedirá al gran portero Iraizoz, un jugador de conducta ejemplar y al que los leones esperan dedicar la victoria.


#EskerrikAskoGorka

viernes, 12 de mayo de 2017

Despedida de Pulpo Iraizoz

Viñeta publicada por Asier Sanz en el blog del diario Deia "Athletic Risas Club" el 12/05/2017

Pulpo Iraizoz ha finalizado una etapa de 10 temporadas en las que ha jugado 392 partidos con el Athletic. Un portero de época que dejará el club el 30 de junio siendo el tercer portero que más partidos ha disputado, sólo por detrás de José Ángel Iribar y Carmelo Cedrún, casi nada. Un gran guardameta que se marcha agradecido y emocionado de la familia rojiblanca. Zorionak por tu carrerón!!!


#EskerrikAskoGorka

domingo, 30 de abril de 2017

Gregorio Blasco: Noventa años del debut de nuestro portero más laureado

Fuente: Boletín distribuido en San Mamés en el partido Athletic Club - Real Betis 27/04/17

Se suele decir que la formación de un buen once comienza por un portero brillante. Uno de nuestros ejemplos en el Athletic Club es Gregorio Blasco


Sin duda, Blasco es uno de los más destacados en la historia de nuestro club; de hecho, se trata del portero más laureado. Nacido en Mundaka el 10 de junio de 1909, de pequeño su afición era la pelota vasca, y por obra del destino se dedicó al fútbol. Cuando contaba con 12 años, fue operado de una rodilla y con la excusa de que no le convenía correr, sus amigos de cuadrilla le recomendaron ponerse bajo palos. Aunque parezca increíble, al de pocos años sus paradas empezaron a ser conocidas en las categorías inferiores. Sus primeros pasos los dio en el Chávarri de Sestao y en el Arenas, mostrándose como un portero sobresaliente. Así las cosas, en 1927 fue fichado por el Acero de Olabeaga.

Más tarde, una vez contratado por el Athletic Club, completó su primera temporada como suplente de Manolo Vidal hasta que este se lesionó en el tramo final del campeonato y desde entonces supo mantenerse en el once inicial hasta su última campaña como rojiblanco. Este año se cumple el 90º aniversario de su debut. Fue, concretamente, el 2 de octubre de 1927 en San Mamés frente al Barakaldo, dentro del Campeonato Regional, en un partido que concluyó con derrota por 2-3. Su estreno en Liga se produjo el 10 de febrero de 1929 en Atotxa ante la Real Sociedad, con lo que a Blasco le cabe el honor de ser el guardameta del Athletic Club en la primera edición de este torneo. Blasco defendió los colores del Athletic Club a lo largo de nueve campañas, sumando un total de quince títulos, lo que le convierten en el guardameta con más logros en la historia del Club. A saber: 4 ligas, otras tantas copas y siete campeonatos regionales. Además, Blasco fue el menos goleado en las campañas 1929/30, 1933/34 y 1935/36. Su gran nivel le condujo a la selección española para relegar del puesto de titular al mítico Ricardo Zamora, algo que nadie fue capaz de hacer. Con 27 años, en la plenitud de su carrera deportiva, se inició la Guerra Civil lo que cambió totalmente su vida. Hizo la gira a través de Europa con la selección de Euzkadi, como muchos de sus compañeros de equipo, por ejemplo Guillermo Gorostiza y José Iraragorri.

Finalizada la contienda civil y, tras la disolución de la selección de Euzkadi, fijó su residencia en México, disputando el campeonato de aquel país con éxito, no en vano siempre se encontraba entre los futbolistas más destacados. Con el Club España se adjudicó un total de tres ligas y dos copas, entre otros trofeos, en dos etapas. También permaneció una temporada en el River Plate argentino. En 1947, a la edad de 38 años, decidió colgar las botas. Eso sí, en su último año ganó otra liga, esta vez con el Atlante. Al retirarse, comenzó a trabajar con jugadores de categorías inferiores y a practicar su otra gran afición: la pelota vasca. Murió en Ciudad de México el 31 de enero de 1983.

Resumen Jor. 27ª: Real Sociedad - Athletic Club

Fuente: Canal YouTube TVAthleticClub


domingo, 23 de abril de 2017

martes, 11 de abril de 2017

Otra leyenda en San Mamés

Artículo publicado por Arkaitz Aramendia en el diario Deia el 11/04/2017

El mítico guardameta alemán Sepp Maier recibirá el viernes el tercer One Club Man Award del Athletic


Matthew Le Tissier, fabuloso jugador del Southampton entre 1986 y 2002; Paolo Maldini, brillante central del Milan entre 1984 y 2009; y este viernes, durante el descanso del partido entre el Athletic y la Unión Deportiva Las Palmas, Sepp Maier, legendario guardameta del Bayern Múnich entre 1962 y 1980. El alemán, uno de los pocos futbolistas que pueden presumir de haberlo ganado todo vestido de corto, ha sido el elegido por el club rojiblanco para recibir el tercer One Club Man Award en persona en San Mamés. El galardón, destinado a premiar la trayectoria de ilustres exjugadores que desarrollaron su carrera en un único club, lo recibirá este año un inolvidable portero que no defendió otro escudo que no fuera el del Bayern Múnich, donde dejó una huella imborrable durante dieciocho años.

Fue una época de innumerables éxitos para Maier, considerado entonces el mejor guardameta del mundo por su buen hacer en el poderoso equipo alemán, así como en la selección germana, con la que ganó una Eurocopa (1972) y un Mundial (1974), imponiéndose en la final a la inmortal Holanda liderada por Johan Cruyff. A tamaños logros hay que sumar también tres Copas de Europa (1974, 1975 y 1976), cuatro Bundesligas (1969, 1972, 1973 y 1974), cuatro Copas de Alemania (1966, 1967, 1969 y 1971), una Recopa (1967) y una Copa Intercontinental, en 1976.

Su largo listado de conquistas no hacen sino reflejar el tremendo impacto de su figura a nivel internacional. Apodado El gato por su extraordinaria agilidad bajo los palos, Maier sumó también sendos subcampeonatos del mundo (1966) y Europa (1976) con Alemania, país en el que su legado es respetado y admirado a partes iguales hasta el punto de ser considerado el portero más laureado en la historia del fútbol teutón. Nacido el 28 de febrero de 1944 en Metten, Maier se formó desde los 14 años en las categorías inferiores del Bayern, donde ingresó en 1958 tras dar sus primeros pasos en el equipo de su localidad, el TSV Haar. Durante una década, entre 1966 y 1977 hizo méritos suficientes para ser reconocido como el mejor arquero del mundo, siendo galardonado hasta en tres ocasiones como mejor jugador alemán del año, premio entregado por regla general a jugadores de campo y no a porteros. Esa ley no escrita la tiró abajo en 1975, 1977 y 1978 el incombustible Maier, que fue 95 veces internacional con su país y que a día de hoy aún ostenta un récord personal al haber disputado 442 partidos consecutivos en la Bundesliga.

Pieza clave de un Bayern que contaba también con mitos como Franz Beckenbauer o Gerd Torpedo Müller, el brillante portero germano, que compartió época con José Ángel Iribar, fue elegido cuarto mejor cancerbero del siglo XX por detrás de Yashin, Banks y Zoff. Capitán de su equipo durante dos cursos, Maier se encuentra en el once ideal histórico del Bayern, donde tuvo que poner el punto final a su carrera a los 35 años debido a un accidente de coche en julio de 1979. Tras no perderse ningún partido con su club durante diez gloriosos años, tuvo que abandonar la práctica deportiva para convertirse en entrenador de porteros del Bayern y Alemania, siendo el mentor y más firme defensor de Oliver Kahn, con quien nunca faltaron las comparaciones por el imponente carácter y la consumada destreza de ambos en la portería.

Jugó en el viejo San Mamés

Maier, retirado desde 2008, también pasó a la historia por ser el guardameta que encajó el histórico penalti de Panenka en la final de la Eurocopa que midió a Alemania y Checoslovaquia en 1976. El lanzamiento decisivo, en la tanda desde los once metros, lo transformó Antonin Panenka con un toque sutil por el centro de la portería que sorprendió a Maier, que pisará este viernes el césped del nuevo San Mamés. La vieja Catedral la visitó en 1973 y 1974 con el Bayern Múnich, venciendo al Athletic (1-2) y perdiendo ante el Feyenoord en partidos amistosos.

domingo, 9 de abril de 2017

Los goles del Athletic Club by Jon Loidi

Fuente: Jon Loidi Begoña @JLadventures

Jor. 31ª: Villarreal CF - Athletic Club (1-1 Laporte)

sábado, 8 de abril de 2017

Julen Guerrero, la 'perla' que levantaba pasiones

Fuente: www.moviestarplus.es (Minuto #0)

Emblema del Athletic y primer gran ídolo del fútbol entre las aficionadas más jóvenes.


jueves, 6 de abril de 2017

Los goles del Athletic Club by Jon Loidi

Fuente: Jon Loidi Begoña @JLadventures

Jor. 30ª: Athletic Club - RCD Espanyol (1-0 Aduriz)


Jor. 30ª: Athletic Club - RCD Espanyol (2-0 Aduriz)

Una bola de papel marcó el gol que acabó con el mejor Milán de la historia

Fuente: www.sanmiguel.es (13/12/2016)


A lo largo de la historia del fútbol existen varios equipos inmortales, onces titulares que los aficionados aún recitan de memoria. El Ajax de Cruyff, el Madrid de Di Stéfano, el Barsa de Guardiola y Messi, la Argentina de Maradona, el Notthingam Forest de Brian Clough…

El Milán de Sacchi de finales de los 80 y principios de los 90 forma parte de ese club de los elegidos. Con unas ideas que revolucionaron el juego, disputaron cuatro finales de Copa de Europa entre el 88 y el 94, saliendo campeones en tres. “Para defender, hay que atacar” era la máxima de un equipo en el que sobresalían tres holandeses; Rijkaard, Gullit y Van Basten.

En el año 1993, con Capello en el banquillo, este equipo acumulaba una cifra récord de imbatibilidad: 55 partidos seguidos sin que nadie pudiera derrotarlos. Y con esta carta de presentación acudieron a San Mamés para jugar un amistoso ante 40.000 athleticzales que abarrotaban las gradas de la catedral.

Fue un partido duro, serio, disputado de tú a tú y que parecía abocado al empate a cero. Hasta que en el minuto 87, un centro de Ritxi Mendiguren fue rematado por Carlos García a la red. El Milán estaba a 3 minutos de cortar su increíble racha de partidos sin perder. Sin embargo, el destino les tenía reservado una sorpresa aún mayor. Y es que en San Mamés cualquier cosa es posible.

Apurando sus últimas balas, Franco Baresi, el gran líbero italiano, cedió un balón a su portero para que éste lo patease en dirección al área bilbaína y generar así una rápida ocasión de peligro. Lo que nadie esperaba es que en el trayecto hacia el portero, el balón golpease una bola de papel de aluminio que reposaba tranquilamente sobre el césped. Este impacto cambió la dirección del balón y despistó al portero italiano en lo que supuso en 2-0 definitivo.

Y es que, que una pelota de papel albal del bocadillo que un aficionado se había preparado en su casa inocentemente le marque un gol al mejor equipo de todos los tiempos cortando con ello su récord de imbatibilidad, sólo podía ocurrir en San Mamés.

El hombre que se llevó la placa de la calle Athletic

Fuente: www.sanmiguel.es (07/09/2016)


Los vecinos aún cuentan la historia de un misterioso joven que una noche, con la ayuda de una escalera, se paseó sigilosamente por el vecindario. A la mañana siguiente, la calle Atlético de Bilbao de Monterrey (México) amaneció sin una de sus placas.

Poco equipos pueden presumir de tener una calle con su nombre. Y aún menos de tenerla en un país a más de 6.000 km, en una ciudad que duplica en población a todo el País Vasco.

En Monterrey, México, existe una pequeña calle de apenas 200 metros llamada Atlético de Bilbao. Dos placas, una a cada extremo daban la bienvenida a la gente que paseaba por la zona. Sin embargo, desde hace un tiempo sólo queda una de ellas. Nadie sabe qué pasó a ciencia cierta, pero muchos afirman que una noche vieron cómo un joven bilbaíno se llevaba una a modo de souvenir.

Esta cuestión nos plantea una segunda incógnita. ¿A quién se le ocurrió llamar así a la calle?

Sin duda, tanto el joven que se la llevó como la persona que propuso nombrar así a la calle son dos héroes anónimos que agrandan el mito de nuestro club.

martes, 4 de abril de 2017

Aduriz Obélix

Viñeta publicada por Asier y Javier en el blog del diario Deia "Athletic Risas Club" el 03/04/2017

Aduriz continúa superando registros. El último lo ha conseguido el pasado sábado en El Sadar. Anotó su gol 100 con la camiseta del Athletic para adelantar a los hombres de Valverde. Aritz parece que se cayó en la marmita de la pócima mágica de eterna juventud y sigue demostrando que sus victorias son sueños que jamás dio por perdidos. Su mejor gol es haberse ganado el cariño y la admiración de tod@s. Zorionak!!!

sábado, 1 de abril de 2017

San Mamés

Fuente: Quique (Publicado en www.pixabay.com)

Snif, que recuerdos. AUPA ATHLETIC!!!

lunes, 27 de marzo de 2017

Resumen Jor. 23ª: Atlético de Madrid - Athletic Club

Fuente: Canal YouTube TVAthleticClub


... que 50 años no es nada

Artículo publicado por Jon Zubieta en El Mundo Deportivo el 25/03/2017

Componentes de los equipos juveniles del Athletic que ganaron los Campeonatos de España en 1966 y 1967 celebran el aniversario


Miembros de aquella generación se reunieron en un conocido local de Bilbao
(Foto: Mireya López)

Allá por los años sesenta el Athletic contaba con unos juveniles de nivel. Tanto es así que el club se alzó con los títulos del Campeonato de España de 1966 y 1967. En la primera ocasión, la ‘víctima’ fue el Júpiter de Barcelona, al que el Athletic le endosó un 5-0; en la siguiente temporada los rojiblancos ganaron 2-0 al Damm, también de la Ciudad Condal, en el Santiago Bernabeu tras dejar antes en el camino a Sevilla, Valencia y Racing.

Con este motivo, dado que ha pasado medio siglo, una representación de aquella generación -Rojo II, por ejemplo- se dio cita ayer en una comida celebrada en un conocido restaurante de la capital vizcaína. El buen ambiente presidió esta conmemoración, en la que estuvieron, entre otros, José Miguel Aizpuru, Igartua y Platas.

Al Cesar lo que es de Lezama

Artículo publicado por Aitor Elizegi en su blog 'Licencia para aliñar' el 26/03/2017


Toca balance en esta parada del curso, habrá que reconocer cuanto antes que "la fábrica" sigue dando frutos.

Que el milagro, el sueño de una Campa de verano llena de “ingleses de Bilbao”, la historia de un equipo que hace un siglo decidió firmar un pacto con el diablo o con el cielo (nunca lo sabremos), con el origen y el entorno, con la formación de sus jugadores, dando con la tecla del eterno relevo, sigue brotando verde en las campas de Lezama.

Sigue siendo una pasión ojear el horizonte de nuestro fútbol base, la salud del deporte rey escolar es indudable, y desde fútbol 7 se adivinan sueños de San Mamés.

El fútbol Km0, en este siglo XXI, queda en manos de los templarios de Bilbao, rodeados de paladas de derechos de TV, fondos de inversión y jugadores franquicia bañados en leche de burra, el ultimo bastión, la "aldea Gala" del balompié tiene sede en la franquicia Bizkaitarra.

Nadie sabe si las generaciones son espontáneas o fruto de una concienzuda labor de investigación y laboratorio de I + DEPORTE, "la Escuela" siempre cruza las décadas entre controversias y familias, los de Clemente y los de toque, los de jugadores corpulentos o rápidos y ligueros, los partidarios del choque o Txetxu Rojo, la brega o Sarabia, los del futbol de “izquierdas o de derechas”.

Siempre buscando leyendas modernas: Txopos, Gallos y Guerreros que alimenten los sueños de chavales y padres, para evitar que los cantos de sirena y dólares del fútbol actual montados en túneles de marketing desvíen su atención del "libro rojiblanco".

Esta semana, de fútbol de selección (que equipazo tendría Euskadi de nuevo ¡¡¡) deja claro que la factoría funciona, ADN, ilusión, relevo, familia, historia, nos ponen delante de una de las generaciones de futbolistas mas "internacional" de los últimos tiempos.

En el próximo partido, en el Sadar (quien te ha visto y quien te ve querido Osasuna) en la alineación de Valverde (Txingurri merece un altar, dejaría el equipo renovado y seleccionado) habrá al menos 9 jugadores que saben lo que es un partido internacional, Williams y Yeray llaman ya a las puertas absolutas, aunque Lopetegi no se atreva, lo sabe ya todo Bilbao. Pocos equipos europeos pueden presentar semejante CV. Zorionak.

Desde este escenario, se quede Valverde o no, lleguen Klopp o Ziganda, toca ya mirar de frente a los objetivos de esta entidad, y poner sobre la mesa una misión acorde al potencial real del fútbol vasco, formado en un centro de alto rendimiento, con una afición indisoluble, que solo espera la señal y un estadio que quiere vestirse de retales de leyenda.

Lezama, Bilbao, Bizkaia pueden tener una de las mejores escuelas de fútbol del mundo, pronto cumplira 50 años de experiencia y desde esta base, método y compromiso opositar a los puestos nobles de los mejores 50 entidades de fútbol del viejo continente.

Ya solo falta "saber y creer".

martes, 21 de marzo de 2017

Amor por unos colores: Iraia Iturregi

Artículo publicado en www.losotros18.com el 21/03/2017


Toda una vida defendiendo sus colores. Una frase que describe a la perfección a esta experimentada defensora del Athletic Club con carácter y garra, siendo además una de las mejores del campeonato liguero. La bilbaína escribió una página de leyenda en el club rojiblanco al convertirse en la primera jugadora de la historia del Athletic Club en disputar 100 partidos. Actualmente, lleva más de 300 en su haber y es la capitana del equipo, además de una de las más carismáticas y destacadas.

Su comienzo futbolístico fue en el CD Sondika. Tras la desaparicion de dicho club, pasó al Leioa EFT, un club únicamente femenino fundado en el año 2000 y que fue posteriormente absorbido por el Athletic Club. En la entidad azulgrana, Iraia fue una de las jugadoras más destacadas. Solamente en su primer año, consiguió la escalofriante cifra de 29 tantos en 28 encuentros. En su segunda campaña consiguió un ascenso y, posteriormente, tras finalizar esa temporada, el Athletic Club se hizo con el club lejonense. Así pues, la zaguera vasca recalaría en las filas del equipo león en el año 2002.

Desde el año 2002 hasta hoy, Iraia ha ido retrasando su posición. En sus primeras campañas como jugadora athleticzale era una de las goleadoras más destacadas. En la temporada 2006/2007 decide irse a Florida tras serle concedida una beca universitaria de dos años. En el estado norteamericano, jugó para el Florida State University, disputando 23 encuentros y anotando 1 gol.

Iraia regresó a casa en 2007 tras su efímero paso por EEUU. Y, desde entonces, ha pertenecido siempre al Athletic Club, siendo la única jugadora del equipo que lleva más de 14 temporadas (de estas, 10 de manera consecutiva).

En su haber, Iraia (hasta la fecha) ha disputado con el Athletic Club un total de 396 partidos (de estos, 352 en Liga, 27 en Copa y 17 en UEFA), en los cuales ha marcado 64 goles, convirtiéndose así en lo que se conoce como “One Club Woman”, es decir, una futbolista que jamás ha vestido otros colores que no hayan sido los suyos.

En cuanto a trofeos, Iraia ha ganado 3 títulos de Súperliga y 1 de Primera División, lo que hacen un total de 4 Ligas. También puede presumir de haber conseguido dos subcampeonatos de la Copa de la Reina en 2012 y 2014.

En la temporada 2015/2016, el Athletic Club se proclamó campeón de la Primera División. Dicho título fue mostrado en el Ayuntamiento de Bilbao, albergando a más de 15.000 personas y siendo la celebración más laureada de la história del Fútbol Femenino.

Además de todo esto, Iraia es internacional con la selección española y fue campeona de la Eurocopa U19 del año 2004, siendo además la autora del gol que le dio el triunfo al combinado nacional.

Wallpaper Phone

Fuente: @AndoniPrieto








lunes, 13 de marzo de 2017

Los goles del Athletic Club by Jon Loidi

Fuente: Jon Loidi Begoña @JLadventures

Jor. 27ª: Real Sociedad - Athletic Club (0-1 Raúl García)


Jor. 27ª: Real Sociedad - Athletic Club (0-2 Williams)

R. Sociedad 0-Athletic 2. Rujidos europeos

Viñeta publicada por Asier y Javier en el blog del diario Deia "Athletic Risas Club" el 13/03/2017

Un Athletic muy serio y responsabilizado rompió su nefasta racha a domicilio en Anoeta con una merecida victoria en el derbi que le impulsa en la Liga y se coloca a cuatro puntos de la Real amenazando su sexto puesto europeo. Miel sobre hojuelas.

Resumen Jor.27ª: Real Sociedad - Athletic Club

Fuente: www.athletic-club.eus


domingo, 12 de marzo de 2017

R. Sociedad-Athletic. ¡Fuerza Athletic!

Viñeta publicada por Asier y Javier en el blog del diario Deia "Athletic Risas Club" el 12/03/2017

Llega el Derbi y, con ello, una posibilidad para el Athletic de revertir la nefasta dinámica a domicilio en uno de los partidos más especiales de la temporada. Doble motivación para los leones, que aspiran a agarrar una plaza europea. Acuden a Anoeta reforzados por su gran partido en Sevilla y por la recuperación de jugadores claves. Aupa Athletic!

Resumen Jor. 21ª: Oiartzun - Athletic Club

Fuente: Canal YouTube TVAthleticClub


viernes, 10 de marzo de 2017

Novena edición del Bertso Derbia

Fuente: www.athletic-club.eus

Real Sociedad Fundazioa organiza la IX Edición del Bertso Derbia con la colaboración de Athletic Fundazioa, Donostia Kultura y el Ciclo Superior de Diseño IES Usandizaga.


El Bertso Derbia es un intento por parte de Real Sociedad Fundazioa y Athletic Fundazioa de reivindicar la sana rivalidad y el ambiente de diversión compartida que se genera entre ambas aficiones en los derbis entre la Real Sociedad y el Athletic Club.

El 12 de marzo se disputará en Anoeta el partido entre la Real Sociedad y el Athletic Club.

Previamente, el 10 de marzo, viernes, a la 19:00h en el teatro Principal de Donostia se celebrará esta nueva edición del Bertso Derbia.

Mikel Labaka, exjugador de la Real Sociedad y actual miembro del equipo técnico del primer equipo de la Real será el presentador. Será el que irá proponiendo los temas a los seis bertsolaris.

Real Sociedad: Andoni Egaña, Amets Arzallus y Maddalen Arzallus.

Athletic: Igor Elortza, Arrate Illaro y Jon Maia.

La entrada será gratuita y las invitaciones se podrán retirar en las tiendas oficiales de la Real Sociedad (C/ Elkano y Estadio de Anoeta) y también a través del Athletic Club y de Donostia Kultura.

El domingo también en Anoeta

El día del partido, el domingo 12, a partir de las 11h en los aledaños del Estadio de Anoeta (a la altura de la puerta 8) habrá una versión reducida del Bertso Derbia. Los bertsolaris irán ambientando los momentos previos al partido.

El Bertso Derbia se trata de una actividad en la que se combinan el deporte y la cultura.

Donostia vivirá el domingo 12 una jornada festiva en lo futbolístico que tendrá su prolegómeno el viernes en el Teatro Principal con la convicción de que, más allá de la rivalidad deportiva, el deporte y la cultura deben servir como nexo de unión entre ambas aficiones.

Además, Bertso Derbia constituye una expresión más de la labor que tanto Real Sociedad Fundazioa como Athletic Fundazioa realizan por la normalización del euskara, al tiempo que sirve para profundizar en el compromiso en favor de nuestro idioma y nuestra cultura.

lunes, 6 de marzo de 2017

Los goles del Athletic Club by Jon Loidi

Fuente: Jon Loidi Begoña @JLadventures

Jor. 26ª: Athletic Club - Málaga CF (1-0 Raúl García)

Eunate Arraiza, un ejemplo de superación

Fuente: www.audifon.es

El pasado día 3 se celebró el Día Internacional de la Audición. Por este motivo queremos recordar la entrevista que concedió Eunate Arrainza, jugadora del Athletic Club, única futbolista profesional sorda

Eunate Arraiza se siente, y con razón, muy orgullosa de ser actualmente la única futbolista profesional sorda. Entre entrenamientos y partidos, la jugadora navarra ha sacado un hueco para concedernos esta entrevista.


Que la pérdida auditiva no supone un obstáculo para vivir plenamente y alcanzar todas las metas que nos propongamos es algo que todos deberíamos tener interiorizado. Las personas sordas necesitan vivir en sociedad con las mismas oportunidades que los normoyentes y, en vez de esperar a que esto suceda sin más, muchas de ellas luchan día a día por hacerlo posible.

Eunate Arraiza es un ejemplo de ello, de que la sordera no es una limitación para cumplir nuestros sueños. Eunate es de Biurrun (Navarra), tiene 24 años y, desde hace cuatro, juega en el Athletic Club femenino de fútbol como centrocampista zurda. Hemos hablado con ella para que nos cuente cómo ha logrado superar su sordera para llegar a jugar al fútbol en primera división:

Audifón: Tu nervio auditivo está dañado desde que eras muy pequeña. Cuéntanos a qué se debió, cómo te afecta y qué soluciones auditivas utilizas desde entonces.

Eunate Arraiza: No sabemos si nací sorda o no. Los médicos decían que me pudo afectar alguna vacuna o medicamento. Desde pequeña usaba audífonos en los dos oídos, y a los 8 años me hicieron un implante coclear en el oído izquierdo que era en el que menos restos auditivos tenía. El primer implante que me pusieron era de petaca en la cintura y desde hace 2 años llevo uno más moderno.

A: Como alumna con una discapacidad auditiva, en el colegio, durante las clases, ¿cuáles fueron tus principales obstáculos?

EA: Lo que me resultaba más difícil era escuchar al profesor cuando estaba de espaldas, por ello siempre me sentaba en la primera fila delante de él. Además, cuando había mucho alboroto en clase no me enteraba bien. Muchos profesores no vocalizaban mucho y esto era un obstáculo también para mí.

A: Y ahora, de adulta, ¿cómo vives tu sordera durante el día a día? ¿Consideras que hay una gran diferencia entre la vida de las personas sordas y la de los oyentes?

EA: En el día a día la verdad es que me defiendo bastante bien, siempre haciendo un doble esfuerzo en todos los aspectos. Por supuesto que hay diferencia entre las personas sordas y las oyentes.

A: En el Athletic, con tus compañeras, ¿cómo fue el proceso de adaptación y qué tal es, cuatro años después, tu integración en el equipo?

EA: Inicialmente el proceso de adaptación me costó muchísimo y no por el problema, sino porque soy muy casera. Al principio me costó mucho pero ahora estoy encantada. La integración en el equipo fue muy buena, me recibieron con los brazos abiertos y a día de hoy estoy muy contenta, muy agusto y feliz.

A: ¿Crees que en el deporte hay barreras o cuando juegas al fútbol te sientes igual que los demás?

EA: Cuando juego al fútbol soy una más. En esta vida no debería haber barreras ni en el deporte ni en la vida social ni laboral, todos somos personas y la única diferencia es que tenemos esa discapacidad, pero nada más. Por ello nos tenemos que esforzar mucho más para escuchar lo que nos dicen.

A: ¿Cómo es ser futbolista profesional y tener una sordera? ¿Debes esforzarte más que el resto, demostrar más que tus compañeras?

EA: La verdad es que me siento muy orgullosa por ser la única futbolista profesional que padece sordera actualmente. Por supuesto que tengo que esforzarme más que el resto, pero no el doble, sino el triple y en todos los aspectos, sea laboral, social, en el deporte, educativo...

A: Cuéntanos un mito sobre las personas sordas que te parezca especialmente injusto o desacertado.

EA: Debido a ser sordo hay mucha gente que se piensa que no podemos llegar a realizar un cierto trabajo.También hay gente que piensa que las personas sordas somos menos inteligentes que las personas oyentes, y todo esto es falso, debido a que las personas oyentes no son más que las personas sordas.

A: Tú misma dices que eres una persona muy familiar, ¿cómo te ha ayudado tu familia a la hora de superar las limitaciones de tu sordera?

EA: Soy una persona muy casera, me gusta estar con mi familia. Mi familia me ha ayudado desde siempre y se lo agradezco eternamente, pero yo también pongo de mi parte y me esfuerzo yo sola. Mi familia siempre me ha apoyado y me ha animado en todo lo que he hecho. En la familia siempre me han obligado a que me esforzara y saliera para adelante.

A:​ ¿Qué pasiones tienes además del fútbol y del mundo del campo?

EA: Además del futbol y del campo y la granja, una de mis pasiones es la caza, estar con mis amigos del pueblo y, por supuesto, estar con mi familia. También me gusta ir a andar por el monte, nadar, andar en bici y jugar a frontenis.

A: Por último, ¿qué le dirías a una niña sorda que quiera dedicarse al deporte y triunfar en él?

EA: Que todas las personas tienen que luchar por lo que quieren, porque con esfuerzo y sacrificio las cosas se pueden conseguir.

Resumen Jor, 26ª: Athletic Club - Málaga CF

Fuente: www.athletic-club.eus


domingo, 5 de marzo de 2017

Los goles del Athletic Club by Jon Loidi

Fuente: Jon Loidi Begoña @JLadventures

Jor. 24ª: Athletic Club - Granada CF (1-0 Susaeta)


Jor. 24ª: Athletic Club - Granada CF (2-1 I. Lekue)


Jor. 24ª: Athletic Club - Granada CF (3-1 San José)